Fraternidad

Este quizás sea uno de los puntos más importantes para que quien no ha tomado la decisión de ser masón, lo haga. El motivo de que la masonería exista precisamente es la fraternidad, cuando los constructores en el siglo XVII se deciden agremiar lo hacen con el objetivo de protegerse mutuamente del mundo cambiante y hostil que había en la Inglaterra de aquella época.

Por cierto, es que cuando la masonería dejó de ser operativa para convertirse en especulativa. Los gremios de constructores vieron en aquellos espacios (Logias) sitios para que cualquier persona interesada en el conocimiento, la cultura, el arte, la ciencia y la virtud pudiera ingresar a lo que se convertiría en una fraternidad.

El concepto ha sido sobrepasado y ahora la fraternidad masónica se extiende en todo el mundo como un ente de apoyo entre sus miembros. Un masón en problemas siempre podrá contar con una mano fraterna para auxiliar en el momento de mayor necesidad. 

M. Castillo M:.M:.

Última modificación: martes, 25 de mayo de 2021, 10:39