Ser masón y el crecimiento personal

Parecería un poco trillado, pero es así, sin más. El crecimiento personal que podemos alcanzar en la masonería es infinito. Desde el aprendizaje en los templos con la aplicación de conocimientos derivados del ritual hasta la aplicación de los preceptos morales contenidos en las alegorías y los símbolos masónicos y que sirven para aplicarse en la vida.

La masonería ofrece para el iniciado un amplio panorama en cuanto al crecimiento personal ya que también juega el rol de un laboratorio para la vida. En los templos masónicos constantemente vivimos situaciones similares a las del mundo profano. Debemos encontrar la manera de salir del paso con la aplicación de nuestros conocimientos. Un mal entendido con el Venerable Maestro y su posterior solución podría ser similar a un conflicto con el jefe en el trabajo.

M. Castillo M:.M:.

Última modificación: martes, 25 de mayo de 2021, 10:39